Zona 1. Jugando con el Mar. Hondarribia- Oarsoaldea-Donostia/San Sebastián

Hondarribia es una localidad histórica de Gipuzkoa cuyo casco amurallado y el barrio de la marina, con sus casas de pescadores coloristas, restaurantes y típicos bares de pintxos lo hacen un buen inicio de ruta. La localidad es miembro de la Red de municipios pesqueros de Euskadi y del Club de Producto Villas Marineras.

La comarca de Oarsoaldea está conformada por cuatro municipios Errenteria, Lezo, Oiartzun y Pasaia, todos ellos recorridos por el río Oiatzun. Pasaia se caracteriza por su tradición pesquera y por disponer de una amplia variedad de recursos turísticos visitables ligados al mar.

La localidad pertenece también a la Red de Municipios Pesqueros: Udalarrantz (formada por seis municipios gipuzkoanos y siete bizkainos). El resto de localidades disponen de recursos atractivos vinculados a la naturaleza, actividades deportivas al aire libre y la cultura. También ofrecen soporte en alojamiento en el caso que el visitante quiera alojarse en la comarca.

Donostia-San Sebastián es una de las más bellas ciudades de Euskadi y su ubicación en torno a la bahía la hace una atractiva localidad vinculada al mar.

Sus atractivos turísticos relacionados con la cultura, la gastronomía y la playa, resultan un gran atractivo turístico que los recursos vinculados a embarcaciones tradicionales pueden aprovechar para su promoción.

Actividades

Día 1. Hondarribia.

Empezamos la ruta en el municipio de Hondarribia. Al lado del aeropuerto encontramos el Astillero de Ignacio Olaziregi. Si en esos momentos disponen de un encargo para la construcción de un barco es interesante ver cómo trabajan. Hoy en día la mayoría de encargos son construcciones modernas pero en el astillero también se conoce el oficio de la carpintería de la ribera. Se recomienda llamar antes de acercarse. Una vez lleguemos al municipio nos dirigiremos al puerto, donde escogeremos una de las tres visitas en barco que organiza la empresa Jolaski para conocer la Bahía de Txingudi y el Río Bidasoa (1 hora). Una vez finalizado el paseo recorreremos el casco antiguo y arrabal de la marina, esta visita la podemos hacer por nuestra cuenta o mediante una visita guiada (1 hora) que organiza la misma empresa que realiza las excursiones en barco. Después del paseo por la localidad, comeremos en uno de los restaurantes pertenecientes a Hondarribiko Sukaldariak. Es el colectivo de cocineros de empresas miembro de la Asociación de Hostelería de la Ciudad. Forman un grupo de casi veinte profesionales que han puesto en marcha diferentes iniciativas gastronómicas, siempre promocionando la buena alimentación y los productos locales que proporciona el importante sector primario de Hondarribia: agrícola y pesquero. Después de comer nos dirigiremos a Oiartzun utilizando la carretera de Jaizkibel GI-3440, que nos permitirá disfrutar de impresionantes vistas (20 min). Esta localidad es la que ofrece más variedad de alojamientos de la comarca de Oarsoaldea y además permite acercarse al interesante patrimonio natural de la zona como el Parque Natural de Aiako Harria, con numerosas rutas de senderismo y monumentos megalíticos. Se recomienda escoger entre los agroturismos de la zona disponibles en la web de la comarca Oarsoaldea. De camino pararemos en Lezo, desde el casco histórico no nos podemos perder los paisajes del monte Jaizkibel y de la Bahía de Pasaia, y donde podemos finalizar la ruta cultural y conocer su Santo Cristo, famoso por ser imberbe. Una vez lleguemos a Oiartzun realizaremos la visita al Coto Minero de Arditurri, al que podemos llegar a través de la Vía Verde de Arditurri. Adentrarse en las minas y visitar su centro de interpretación se convierte en una forma inmejorable de acercarse al entorno natural de la zona.

Día 2. Pasaia.

Iniciamos la jornada en la localidad de Pasaia (a 10 minutos de Oiartzun) donde nos dirigiremos al Centro de la Cultura Marítima Ondartxo. Allí visitaremos sus instalaciones y comprobaremos la evolución de las embarcaciones a lo largo del tiempo, recibiendo las explicaciones por parte de marineros que han navegado en ellas, conociendo sus anécdotas, experiencia y el proceso de construcción. A continuación nos dirigiremos al puerto pesquero de Pasai San Pedro donde visitaremos de forma guiada el Barco Museo MATER y donde realizaremos visitas guiadas en el mar y/o talleres que nos acercarán al mundo marinero.

Existen talleres y visitas dirigidas a adultos pero para los más pequeños existen opciones realmente atractivas y educativas:

    Boga – boga marinela (5-12 años): donde los niños harán marcha atrás 500 años para descubrir los piratas, corsarios, navegantes ilustres y cazadores de ballenas.

   Trabajadores en el puerto (8-12 años): donde los niños aprenderán a reconocer los barcos, descubrirán el funcionamiento del puerto, sus instalaciones, mercancías y sus diferentes trabajos.

    Marineros por un día (>8 años): Los niños se convertirán en marineros, elementos de navegación, seguridad a bordo.

Es importante haber concertado antes las visitas tanto en el Centro de la Cultura Marítima Ondartxo como en el Barco Museo Mater. Comeremos en alguno de los restaurantes marineros de Pasai Donibane (San Juan) al que accederemos utilizando el servicio de motora que nos permitirá descubrir una fantástica perspectiva de la localidad desde el mar. Por la tarde, realizaremos el recorrido autoguiado que organiza Itsas Gela – Aula del Mar llamado Pista a pista en el que se pone a prueba la intuición y las propias habilidades mediante un divertido juego de “En busca del tesoro”. Fin de la jornada y vuelta al alojamiento que hayamos escogido en Oiartzun.

Día 3. Pasaia.

La mañana siguiente realizaremos la excursión en Barco por la Bahía que organiza Itsas Gela donde recorreréis la bahía en un barco visualizando la actividad del puerto y las peculiaridades de esta villa marinera tan singular, además de los fantásticos paisajes que resultan de los acantilados que ofrece su bocana natural. A la vuelta realizaremos un paseo por el puerto pesquero, la lonja y la cofradía de pescadores (los fines de semana está cerrada). Comeremos en el restaurante del paseo litoral para degustar pescados de la zona y disfrutar de las impresionantes vistas. Por la tarde visitaremos el Planetario donde enseñaran a niños y mayores como guiarse con las estrellas. Nos dirigiremos a Donostia-San Sebastián (20 minutos) donde escogeremos uno de los múltiples alojamientos disponibles, se recomiendan las pensiones, establecimientos céntricos y muy bien equipados. Escoger alguno que disponga del sello Compromiso con la calidad turística.

Día 4. Donostia-San Sebastián.

Donostia-San Sebastián es una ciudad llena de recursos turísticos de gran atractivo, pero siguiendo con la temática marinera, acudiremos al Aquarium. Además de visitar los acuarios, encontraremos la Sección de Historia y modelismo naval donde se podrán ver bonitas maquetas de embarcaciones tradicionales. Además para aquellos grupos interesados se organizan talleres y cursillos para grupos. El Aquarium ofrece una gran diversidad de tipos de visitas educativas y actividades entre las que cabe destacar:

   7 barcos y una historia (mayores de 18 años): A través de la selección de siete barcos representativos de la historia naval vasca, los cuales están expuestos en la zona de museo del Aquarium, se procura dar una visión panorámica, llena de ricas anécdotas, de la historia naval de Donostia-San Sebastián. Después, de manera libre, se podrá visitar también los acuarios.

  Pesca: Tradición y futuro incierto: se exponen las antiguas pesquerías, tanto desde un punto de vista antropológico, así como más técnico en cuanto a las diversas técnicas pesqueras de nuestros días, pasando por las grandes pesquerías (la caza de la Ballena y el bacalao). También se realiza una explicación sobre los oficios y los modelos de embarcaciones utilizados.

   Durmiendo con los peces (niños entre 8-12 años): una experiencia increíble para conocer el mundo marino de noche. Se combinan actividades de conocimiento del medio marino con la experiencia inolvidable de dormir rodeado de peces en el túnel.

Para comer escogeremos uno de los muchos restaurantes que ofrece Donostia-San Sebastián, se recomienda consultar la web de Turismo de Donostia-San Sebastián donde se organiza el listado de restaurantes por tipología, y en el que encontraremos una gran variedad de restaurantes de comida tradicional que nos acercará a la rica gastronomía de la zona. Por la tarde visitaremos el Museo Naval. A través de sus salas este museo quiere dar una imagen general y sintética de lo que ha supuesto a lo largo de la historia la relación de los vascos con el mar, poniendo especial atención en la construcción tradicional de embarcaciones. La playa de la Concha es un marco incomparable para terminar el día y propiciar el paseo y el descanso.

Día 5. Donostia-San Sebastián.

El último día lo dedicaremos a realizar el paseo marítimo que han diseñado desde Turismo de Donostia-San Sebastián, y que se detalla en la publicación Guía de vacaciones. El recorrido consta de 6 kilómetros comienza en la punta de Montpás, bajo el Monte Ulia y finaliza en la falda del Monte Igeldo. En Punta de Monpás observaremos a los surfistas puesto que es un punto de encuentro, desde allí bordearemos la playa por el Paseo de Zurriola terminando en el Palacio de Congresos y Auditorium Kursaal que el arquitecto Rafael Moneo concibió como dos rocas varadas frente al mar. Atravesando el Puente de Zurriola se accede al paseo nuevo que bordea el Monte Urgull. Continuando junto al mar llegaremos a la obra de Jorge Oteiza: Construcción Vacía. En el puerto conviven barcos deportivos y pesqueros. Algunos días acuden mujeres a vender carraquelas, un espectáculo muy curioso.

Allí cerca se encuentra el edificio de la Cofradía de Pescadores de Nuestra Señora del Carmen y el barrio de pescadores con sus casas coloristas. Al final del puerto está el Ayuntamiento y el Real Club Náutico donde pasearemos por el embarcadero. Un poco más adelante hallamos el Centro Talasso Sport La Perla que fue uno de los balnearios más importantes del mundo.

Aprovecharemos para descansar y tomar un aperitivo y/o comer. Siguiendo junto a la playa de la Concha veremos la obra de Chillida, Homenaje a Fleming. En frente se encuentra la Isla de Santa Clara. Desde el Paseo de la Concha se puede acceder al Palacio de Miramar, llegaremos al barrio del Antiguo donde se albergaron los primeros habitantes de la localidad.

A continuación, la playa de Ondarreta nos conducirá al Peine del Viento uno de los rincones más bellos de la ciudad y obra del arquitecto Luis Peña Ganchegi y del escultor Eduardo Chillida. Desde allí podremos tomar el funicular, subiremos al Monte Igueldo y podremos observar uno de los dos faros de la ciudad el Faro Igueldo.

FICHA

NOMBRE COMERCIAL: JUGANDO CON EL MAR (Hondarribia-Pasaia-Oiartzun-Lezo-Donostia-San Sebastián).

Concepto: Itinerario turístico vinculado a la cultura marítima centrado en el conocimiento de las embarcaciones tradicionales aprovechando los recursos relacionados con el mar que proporcionan las distintas localidades.

Argumento de ventas: Conocimiento de la construcción de embarcaciones tradicionales. Tradiciones y oficios vinculados al mar. Inmersión en pueblos pesqueros. Contacto con la naturaleza.

Mercados emisores: Euskadi, Cataluña, Navarra, Madrid.

Segmento: Familias con niños, Grupos escolares.

Tag:

euskadi