Zona 1. Costa Azul

El sur de Lisboa nos aguarde plena de sabor a mar, historia y bellas playas. Este itinerario nos acercará a los cuatro municipios costeros, esto es: Seixal, Almada, Sesimbra y Setúbal. Cada uno de ellos guarda un valor diferencial, pero en todos ellos podremos encontrar la vinculación con la mar y la navegación.

Actividades

Día 1.

Nuestro itinerario parte desde la bahía de Seixal, frente a Lisboa. Este municipio está viviendo una gran renovación gracias a proyectos de revalorización de todo su frente marítimo. Esta localidad es también muy conocida por la importancia que las embarcaciones tradicionales han tenido en su cultura reciente. Buen ejemplo de ello es la regata de embarcaciones tradicionales que, cada año, se celebra en su bahía. Para emular dicho evento, tendremos la oportunidad de embarcarnos en alguno de los dos barcos que el Ayuntamiento ofrece para excursiones: podremos elegir entre el Bote de Fragata “Baía do Seixal” o el Varino Amoroso. Además de disfrutar de un almuerzo marinero, a bordo de las embarcaciones tendremos la oportunidad de aprender a realizar algunos nudos marineros, conocer la fauna y flora de la bahía o simplemente disfrutar del paseo. Tras la navegación realizaremos una visita guiada por el casco histórico de Seixal gracias al cual podremos conocer las diversas actuaciones en el paseo ribereño o los jardines de la Quinta da FIdalga. También realizaremos una rápida visita al Nucleo Naval do Ecomuseu, situado en un antiguo astillero artesano, que contiene una exposición permanente de las diferentes fases de construcción de barcos y un pequeño taller de carpintería manual donde se exponen miniaturas de embarcaciones típicas del Tajo. Acabaremos el día disfrutando de una cena en el restaurante Cacilheiro do Tejo, situado dentro de un barco que se dedicó durante décadas a realizar el servicio de transporte entre las dos orillas de la bahía. Alojamiento en Seixal.

Día 2.

Tras el desayuno, nos dirigiremos a la cercana localidad de Almada, situada frente a Lisboa y conectada con ella a través del puente 25 de Abril. Pero Almada ofrece numerosos atractivos turísticos como para no querer cruzar dicho puente. No en vano en Almada disfruta de costa ribereña y de costa Atlántica, con sus 13 Km. de Costa de Caparica. En Almada visitaremos su casco antiguo, “a Almada Velha” que ha sufrido un importante proceso de recuperación. En esta visita no puede faltar una parada en la Fonte da Pipa, que es donde se abastecían de agua las embarcaciones que retornaban del Nuevo Mundo. De ahí proseguiremos al núcleo naval del Museo Municipal donde se cuenta la historia de la relación secular de esta área ribereña entre río y mar. El Museo nos ofrece una interesante colección sobre la construcción naval tradicional, las técnicas artesanales de pesca, etc. Al finalizar esta visita degustaremos una rica comida típica antes de dar un paseo hasta la zona de Cacilhas. Allí tendremos la oportunidad de visitar la fragata “D. Fernando II e Gloria”, dependiente del Museu de Marinha de Lisboa. Este fue el último gran navío a vela de la marina portuguesa, hábil y resistente, y navegó cerca de 100.000 millas. Para acabar la tarde nos trasladaremos a Costa de Caparica, donde dar un paseo junto a la playa y disfrutar de un atardecer mágico. Entre Costa de Caparica y Fonte de Telha se sitúa también el Paisaje Protegido Arriba Fósil Costa de Caparica, con acantilados de hasta 70 metros de altura e interesantes formaciones geológicas. Podremos cenar y alojarnos en alguno de los restaurantes y hoteles de Costa de Caparica.

Día 3.

Tras desayunar, proseguiremos camino hacia el siguiente municipio de esta península, que es Sesimbra. Situada en la falda occidental de la sierra de Arrábida, en una pequeña bahía abrigada de los vientos, Sesimbra es una localidad muy unida al mar y a los pescadores, que salen a faenar desde un importante puerto de pesca. La villa se ha hecho famosa por su rica y diversificada gastronomía que atrae a mucha gente sin que les importe recorrer muchos kilómetros solo para comer pescado y mariscos e uno de los muchos restaurantes frente a la bahía. Hoy tendremos que madrugar un poco, puesto que entre las 6 y las 9 de la mañana en la playa Moinho de Baixo podremos disfrutar del arte “xávega” o artes do carneiro, que es como se le conocen en Sesimbra. Es un arte de pesca tradicional en la que, si tenemos suerte, podremos participar. Al finalizar esta experiencia acabaremos de conocer más sobre la vinculación de Sesimbra con el mundo del mar, gracias a la visita que realizaremos al Museu do Mar. Aquí podremos apreciar desde la indumentaria tradicional del pescador, devociones y aspectos de religiosidad, actividades de diversión, como las regatas de aiolas y de selhas o el juego de choca, la tradicional venta de pescado en los arenales de la bahía junto a la Fortaleza de Santiago. Tras la visita degustaremos la excepcional gastronomía marinera de Sesimbra, muy apreciada por visitantes y locales. Mariscos, conservas, cademontes, pez espada o pez sable son productos habituales en las mesas de los numerosos restaurantes de las tres freguesias de Sesimbra. Por la tarde, daremos un paseo por el centro de Sesimbra, para conocer su fortaleza de Santiago, el Castillo y, al atardecer, acercarnos hasta el Cabo Espichel. Allí, además de ver el impresionante Santuario de Nuestra Señora del Cabo, que engloba la iglesia construida entre 1701-1707 en estilo piso, dos alas de los albergues construidos después de 1715 y ampliados entre 1745-1760, la casa del agua de fecha 1770, y suministrados por un acueducto y la casa de la Ópera, a finales de ochocientos. Muy cerca de allí también tendremos la opción de ver un conjunto de varias losas de piedra calcárea que acogen pisadas de huellas de dinosaurios saurópodes. De vuelta a Sesimbra, daremos buena cuenta de una merecida cena que no podrá finalizar sin degustar alguno de los reputados dulces locales como los almirantes, los zimbros o las catarinas. Para finalizar, un licor del pescador. El alojamiento se realizará en alguno de los hoteles de Sesimbra, ya sea en la ciudad o en la costa.

Día 4.

El último día de este intenso itinerario con tanto sabor a mar será la ciudad de Setúbal. Naturaleza, mar, vino, historia…son muchos los atractivos de este municipio, cuya bahía puede ser considerada de las más bellas. Para conocerla iniciaremos nuestro recorrido adentrándonos en el Parque Natural de Arrábida, un entorno de gran diversidad y riqueza biológica. Nos acercaremos hasta la Fortaleza de Santa María, dentro del Parque, donde podremos visitar el Museo Oceanográfico cuya colección se compone de varias especies marinas, conservadas en líquido y en seco. De allí nos trasladaremos a la zona de Azeitão donde se localizan varias poblaciones atractivas como Nogueira y Fresca. Concretamente en San Lorenzo tendremos la oportunidad de visitar la sede de la bodega Bacalhoa en la Quinta de Bassaqueira, donde se producen magníficos caldos de la DOC Setúbal. Al finalizar la visita podremos degustar alguno de sus vinos acompañados de, entre otros delicatesen locales, del afamado queso de oveja y las tortas de Azeitão. Al finalizar el almuerzo iremos a la ciudad de Setúbal, donde daremos un paseo para conocer sus lugares más destacados como es su área ribereña con las embarcaciones tradicionales, la plaza de Bocage y las callejuelas de la zona de Baixa, con una amplia oferta comercial. Acabaremos la visita disfrutando de las magníficas vistas que nos ofrece el Fuerte de San Felipe, que se remonta al siglo XIV con la construcción del Fuerte de Santiago de Outão, destinado al control de la entrada del río y el acceso al burgo medieval. Allí mismo, en la Pousada daremos buena cuenta de una exquisita cena a base de productos y platos típicos locales como la caldeirada de pescado, chocos fritos y arroz de tamboril. De postre degustaremos el dulce de naranja y todo regado con vinos de Sado.

Se recomienda una extensión de al menos un día en Setúbal para conocer la Reserva Natural del Estuario del Sado y la bahía donde podremos avistar delfines a bordo del barco del catamarán Esperança de la empresa Vertigem Azul. En el estuario quizás también tengamos la suerte de ver flamencos y cigüeñas. Tampoco podemos olvidar las magníficas playas de la bahía, entre las que destaca Portinho da Arrábida, perfecta para el buceo.

FICHA

NOMBRE COMERCIAL: Sur de Lisboa: Alma de Tajo y naturaleza por descubrir.

Concepto: Proponer un itinerario que integre los principales municipios del sur de Lisboa, incluyendo Seixal con toda su historia vinculada al mar, y la ciudad de Setúbal. En resumen, mar, río, playas, cultura marítima y marinera, sin olvidar la gastronomía y los vinos.

Argumento de ventas: Conocer de cerca la historia de las embarcaciones tradicionales del río Tajo Avistar cetáceos Las mejores playas Pueblos con sabor y auténticos.

Mercados emisores: Mercado interior.

Segmento: Parejas Familias Colegios Aficionados a la náutica Ecoturistas Grupos de amigos Turistas enogastronómicos.

Tag:

portugal